fbpx

He tenido últimamente varias pacientes felizmente embarazadas que me preguntan sobre lo que puede pasarle a sus dientes porque han escuchado que  pueden perder alguno.

Ningún paciente debería perder dientes por o durante el embarazo. En el embarazo se puede poner anestesia local, se pueden tratar los dientes y las encías, y se pueden realizar radiografías con delantal de plomo a partir del quinto mes. De la misma manera que podrían operar a una embarazada de apendicitis, se pueden dar antibióticos y medicación específica.

En nuestra clínica, la recomendación es realizar al paciente una revisión periodontal e higiene dental dentro del primer mes de embarazo. Posteriormente al parto, aproximadamente un mes después, una segunda sesión de higiene. La razón es que por cambios hormonales las encías van a sufrir desde el tercer al quinto mes, si estas están libres de cálculo y placa, se inflamarán menos, y la embarazada se encontrará mas cómoda.

No por estar embarazada hay que aguantar o sufrir. Ante la duda, llama a la consulta, es lo mas fácil y lo correcto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *